Las invasiones del imperio mongol a Japón

Japón es conocido por la ferocidad y eficacia de sus samuráis pero la mayoría de las batallas que tuvieron eran internas, entre ellos y pocas veces tuvieron que enfrentarse al mundo exterior, salvo algunas pequeñas escaramuzas con Corea y puede que piratas. Sin duda fue una sorpresa el momento en el que Japón se volvió el objetivo de los mongoles, el mayor imperio del mundo por aquel entonces, que había sometido con éxito casi toda Asia.

El imperio mongol

Gengis Khan inició un plan del conquista universal, deseando agrupar bajo el dominio del cielo a todas las culturas existentes, encabezados por el imperio Mongol, y uno de sus primeros pasos fue hacia China. Aunque luego se dirigió hacia Persia y la parte occidental del continente, su nieto seguiría con esa batalla.

Retrato póstumo de Kublai Khan por el artista nepalés Anige en 1294

Por aquel entonces, Japón había atraído la atención del imperio mongol debido a la piratería que se aprovechaba de Corea y a los tratos comerciales que tenían con la China de la dinastía Song, en ese momento sus enemigos. Japón era ademas una tierra exótica y llena de oro y otros recursos.

Corea sería conquistada por los mongoles en 1259 por Kublai Khan (nieto de Gengis Khan), que en 1264 se volvería el gran Khan del imperio mongol. Antes incluso de conquistar la dinastia Song meridional de China, envió en 1266 a un mensajero a la corte de Kioto invitándolos a la sumisión, llamándose a si mismo como “maestro del universo”. Japón no dió respuesta alguna a este ni a otros mensajeros llegados en los siguientes años y tal silencio fue tomado por Kublai como una insolencia.

Las preparaciones de un ataque comenzaron en 1268. El imperio mongol era vasto en el continente pero no tenia experiencia naval, confiando en las embarcaciones y marineros coreanos. Esto llegó a los oídos del Shikken (regente del Shogun) Hōjō Tokimune que envió guerreros a la isla de Kyushu, el lugar más probable para recibir un ataque desde Corea.

La campaña de Bunei (1274)

El samurái Suenaga combatiendo a los mongoles. Autor desconocido, pintado en 1293.

Fue en otoño del año 1274 cuando unos 15.000 mongoles (junto a otros 15.000 soldados chinos y coreanos) iniciaron el ataque desde Corea a Japón en 800 barcos, capturando fácilmente las islas de Tsushima e Iki, que estaban escasamente defendidas y desembarcando en noviembre la bahía de Hakata en la isla principal de Kyushu, donde se encontraron a un ejercito 3 veces inferior en numero (en el mejor de los casos, pues se especulan que podían ser todavía menos) y que no tenian experiencia alguna en combate contra fuerzas extranjeras, pues los samuráis se batían en duelos individuales.

Se inició así la batalla de Bunei el 19 de noviembre. Ambos ejércitos eran diestros con el arco, pero los tambores de batalla hicieron entrar en pánico a los caballos japoneses, nada acostumbrados a estos sonidos, antes incluso de encontrarse con el enemigo. Los samuráis defendieron ferozmente la playa mientras los mongoles comenzaron a usar bombas, logrando abrirse paso poco a poco y llegando a incendiar el pueblo de Hakata.

Sin embargo, la destreza japonesa con el arco logró frenar el avance de los invasores y uno de los comandantes mongoles recibió un disparo certero en la cara. Al ordenarse la retirada, una tormenta hundió a la tercera parte de la flota mongola en el viaje de vuelta. Culpando a la climatología en vez de a las defensas niponas, Kublai comenzaría a planear un segundo ataque.

El inicio de la dinastía Yuan

Kublai Khan reiteró sus exigencias enviando más emisarios que serían ejecutados por la corte de Kioto. Durante esos años, Hōjō Tokimune se preparó para una batalla a gran escala, construyendo una muralla de piedra en la bahía de Hakata de unos 20 kilometros y reclutando tropas que estaban adiestradas con técnicas de combate mongol. Por orden del mismo emperador, varios monjes y sacerdotes sintonistas a los templos y santuarios a rezar e implorar a Amaterasu, megami del sol, que les ayudase en la victoria que se cernía.

En 1279, la dinastía Song china cayó a manos de los mongoles, completando la conquista de China que inició Chinggis Khan, iniciando así la dinastia Yuan, pues Kublai Khan se volvió el primer emperador extranjero de China. Aprovechando la unificación de China y Mongolia y tras dejar a Corea devastada por los recursos usados allí, comenzo a preparar una flota mucho mayor.

El segundo ataque a Hakata (1281)

Ilustración de la muralla de Hakata, de autor desconocido, pintado en el año 1293.

En 1281, se estima que 100.000 hombres divididos en dos flotas de 4.000 en total (la del norte desde corea y la del sur desde china) partieron con la intención de aplastar a los japoneses, siendo así la mayor invasión marítima de la historia. Aunque originalmente estaban destinados a salir en primavera para evitar la temporada de tifones, parte de la flota se atrasó debido a la falta de comida y a un general que cayó enfermo.

La flota del norte partió sin esperar a la otra, ocupando de nuevo las islas de Tsushima e Iki en junio y después de ello, dirigiéndose a Kyushu para comenzar el ataque el 23 de Junio, pero encontrándose a los japoneses mejor preparados y con la muralla cubriéndoles. La flota sur partió en Julio, compuesta mayormente por chinos Song (ahora Yuan) que no podían compararse con la disciplina mongola o japonesa, ademas de tener poco interés en arriesgar sus vidas por sus nuevos amos extranjeros. Ademas, la barrera del idioma y tensiones entre los generales mongoles, coreanos y chinos no ayudaba. Lo único que tenían a su favor era el número.

Durante las semanas que duró este ataque, pequeñas flotas japonesas partían durante las noches a los barcos enemigos, ejecutando generales mientras dormían o prendiéndoles fuego con flechas incendiarias directamente. El 14 de Julio, semanas después del inicio de ataque, llegó otro tifón que golpeó duramente las flotas enemigas, hundiendo la mitad de los barcos que aún estaban luchando por entrar en Japón, dando fin a la guerra.

“Mongol Invasion to Island Country” de © 2011 HappyMorningStar

La decadencia del imperio mongol

Kublai no solo estaba furioso, sino también arruinado económicamente, pues la mayoría de recursos usados en estas dos batallas estaban ahora bajo del mar. No se dió por vencido y comenzó a idear un tercer ataque a Japón. También intentó invadir Burma y Vietnam en el sur para conseguir más recursos, fallando estrepitosamente debido a las enfermedades tropicales, la jungla que dificultaba el paso y las revueltas que tuvieron contra el Tibet.

El gran Khan acabó sus últimos años con depresión, bebiendo y con la enfermedad de la gota, viendo como su imperio se fragmentaba debido a que otros Khanes cuestionaban su legitimidad al mando, muriendo en el año 1294. El shogunato, desconociendo este dato, siguió preparándose para un supuesto contraataque hasta el año 1312.

El mérito de la victoria no fue atribuido únicamente a los samuráis, tuvieron que compartir méritos con los templos y santuarios, que afirmaban que la intervención divina había sido la que había salvado el archipiélago japonés y demostrando que era un paraíso bendecido por los Kami. De ahí viene justamente el termino “Kamikaze” (viento divino).

Legado cultural

Estas dos invasiones se llevaron por primera vez al cine en la película japonesa “Nichiren to moko daishurai (Nichiren y la gran invasión Mongol)” del director Kunio Watanabe en 1958, y a televisión en el anime “Angolmois: Genkou Kassenki” de 2018. Más popular es el videojuego de PS4, Ghost of Tsushima, desarrollado por  Sucker Punch Productions exclusivamente para PS4 en el año 2020.

Un comentario sobre “Las invasiones del imperio mongol a Japón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s