Minamoto no Yoshitsune

Rebelión Heiji, autor desconocido (pintado en la era Kamakura)

Japón en el año 1159 estaba en medio de una guerra civil a la que se conoce como “rebelión Heiji”. En ese momento había dos grandes; los Taira y los Minamoto. Ambos se acercaban al emperador para legitimar su poder y crear lazos con matrimonios concertados y los Taira consiguieron ventaja en la corte del emperador Go-Shirakawa que les ayudó a ganar la guerra. Los Minamoto estaban liderados por Minamoto no Yoshitomo, que escapando de Heian (Capital del país y actual Kioto) fue traicionado y asesinado mientras se bañaba en un onsen. Sus hijos restantes; Yoritomo, Noriyoki y Yoshitsune fueron perdonados pero exiliados sin su madre, Towiwa Gozen que se volvió concubina de Taira no Kiyomori a cambio de la seguridad de su familia.

Yoshitsune era bebe de apenas un año de edad en el momento de perder a su padre y terminar la rebelión Heiji. Fue confinado en el templo Kurama, cerca de Heian para que fuera un monje de clausura, bajo el nombre de Ushiwakamaru separado de sus hermanos (Yoritomo fue exiliado a la peninsula de Izu y de Noriyoki no existen registros de su infancia). De Yoshitsune se decía que era un niño con una belleza fuera de lo común, rozando la androginia.

La juventud de Ushiwakamaru

Hay muy pocos registros escritos del joven, pero se sabe con certeza que no quiera dedicarse a los estudios religiosos. Saliendo de ese templo, conoció a quien parecía un Yamabushi (un ermitaño que vivia en la montaña) pero que en realidad era nada menos que Sōjōbō, el rey de los Tengu. Los Tengu son yokais famosos por su fuerza y habilidad sobrehumanas y su líder adiestró al joven en el uso de la espada, de las artes marciales y de la magia.

Yoshitsune aprendiendo artes marciales del rey de los Tengu, por Taiso Yoshitoshi (1880)

Fue más tarde cuando un mercader de oro que conocía al difunto Yoshimoto vio al hijo de este en el templo y le invitó a acompañarle. Durante el tiempo que estuvieron juntos, el mercader le dijo quien era realmente y de que linaje procedía, ya que el joven Ushiwakamaru no tenia recuerdos de su infancia. En 1174 (con 15 años) comenzó a vivir en Hiraizumi en la provincia de Mutsu bajo la tutela y protección de Fujiwara no Hidehira, uno de los lideres del clan Fujiwara.

El milésimo duelo de Benkei

Japón no solo estaba llena de samuráis como clase militar, habian surgido a su vez monjes guerreros (Sōhei) que luchaban contra la tirania de muchos de los señores feudales que no les dejaban tranquilos o maltrataban al pueblo. Uno de los más fuerte de aquella época era Saitō Musashibō Benkei.

Comúnmente llamado Benkei, este era un hombre de dos metros de altura, anormalmente alto para la época, y de tal fuerza y destreza que siempre cargaba encima con siete armas a la vez; espada, masakari (hacha), kumade (rastrillo), nagigama (hoz), hizuchi (mazo de madera), nokogiri (sierra) y tetsubō (garrote de hierro).

Debido a su complicada infancia, tenia un absoluto desprecio por la clase samurái, a los que consideraba arrogantes. Les retaba en duelo y se quedaba con la espada del derrotado, llegando a coleccionar 999. A una espada de cumplir su objetivo personal de conseguir 1000 espadas para forjarse una armadura con ellas, se topó en el santuario de Gojo tenjin en Heian a un hombre joven tocando la flauta pero con una espada. Le retó a un duelo que se hizo en el puente Gojo y contra todo pronostico, Benkei perdió la pelea. Frustrado y en busca de venganza, le esperó en el templo Kiyomizu donde volvió a perder. Su milésimo rival era Yoshitsune y decidió servirle como vasallo.

La batalla de Yoshitsune y Benkei, por Utagawa Kuniyoshi

La venganza contra los Taira

Mientras Yoshitsune viajaba con Benkei, el país aun tenia las heridas abiertas de la última guerra y llegó a los oídos de ambos que su hermano mayor Yorimoto, estaba preparándose para volver a luchar contra los Taira por petición del hijo del emperador Go-Shirakawa, el printipe Mochihito, pues consideraba que Taira no Kiyomori estaba causando mucho sufrimiento al pueblo y usurpaba el trono imperial. Yoritomo tenia cuentas personales contra Kiyomori por el asesinato de su padre y el exilio que sufrieron él y sus hermanos supervivientes.

Yoshitsune se reunió con su hermano a la vez que Noriyori, reuniéndose los tres por primera vez desde su exilio, recuperando de esta forma el apellido del clan Minamoto. De esta forma comenzaron las guerras Genpei en 1180. Taira no Kiyomori estableció con su victoria en la rebelión Heiji el primer gobierno samurái de la historia de Japón, pero fallecería en 1881 por enfermedad, dejando a su hijo Taira no Munemori al cargo de las guerras Genpei y en el trono imperial a su nieto, el príncipe Tokihito (o emperador Antoku) con dos años de edad tras obligar al emperador Takakura a abdicar.

Taira no Kiyomori, obra de Hiroshige (1840s)

Fueron años duros de malas cosechas, hambruna y desastres naturales en la capital, debido según los expertos de la época a la maldición del emperador Sutoku que fue desterrado y humillado en vida. Las facciones Taira y Minamoto lucharían hasta que Yoshitsune y Noriyori fueron ascendidos a generales del clan. Algunas de sus batallas en ese cargo fueron la segunda batalla de Uji, la batalla de Awazu o la batalla de Ichi-no-Tani, todas en 1184.

La batalla de Dan-no-Ura

Los Minamoto comenzaban a tener ventaja frente a sus rivales, que retrocedían a cada batalla hasta llevar a los Taira al estrecho de Shimonoseki que separa la isla principal de Honshu de la isla de Kyushu. Los samuráis Minamoto y muchos monjes guerreros tenían experiencia para combatir en tierra, pero los Taira tenían ventaja en batallas marítimas, por lo que armaron una flota de unos 500 barcos. Yoshitsune tuvo que liderar esa batalla con una flota de entre 300 barcos (aunque otras fuentes afirman que tenia hasta 800), pues sabia que el emperador Antoku estaba en esos barcos y acabar con él era la única oportunidad de apartar a los Taira del trono imperial.

Antoku que tenia 6 años de edad y le acompañaba su abuela, viuda de Kiyomori iba en un barco con las tres reliquias sagradas de Japón, protegido por Taira no Munemori, que no había sabido llevar bien las guerras que le dejó en herencia su padre Kiyomori. Le apoyaba su hermano Tomomori, que tenia más experiencia en el mar.

La batalla comenzó con los dos clanes disparandose lluvias de flechas hasta alcanzarse y pelear con la espada abordando los barcos del enemigo, mientras Yoshitsune junto a Benkei y Noriyori buscaban el barco donde podía estar escondido el emperador. Las armaduras que llevaban pesaban lo suficiente para que cualquier guerrero que cayera al agua, muriera ahogado.

La batalla de Dan-no-ura, de Utagawa Yoshikazu

Cuando los Taira comenzaron a verse en problemas, un hombre de sus tropas; Taguchi Shigeyoshi, traicionó a los suyos enviando a sus hombres contra su propio clan y además delató el barco donde se escondía Antoku al enemigo. Aunque Munemori estaba al tanto de las sospechas que algunos tenían sobre Shigeyoshi, le dejó luchar igual y eso le costaría la guerra. Tanto las flechas de los Minamoto como los barcos se dirigieron hacia Antoku.

Su abuela, viendo el funesto destino que estaba a punto de sufrir, cogio dos de las reliquias sagradas (el magatama y la espada) junto al niño y se lanzó al mar, muriendo los dos ahogados. Cuando una sirvienta planeaba lanzarse con la tercera reliquia imperial (el espejo), un flecha la dejo clavada al barco. Se dice que dos soldados que abrieron la caja para mirar el espejo se quedaron ciegos automáticamente, por ser impuros.

Tomomori se ató a un ancla y se lanzó al mar para asegurar que se ahogaría y que su cuerpo no saldría a flote. Munemori fue atrapado para ser ejecutado posteriormente. Muchos Taira se suicidaron y se dice que los cangrejos de la zona son los antiguos guerreros Taira ahogados en aquella guerra. Yoshitsune se convertiría tras esta victoria en una leyenda.

La traición

Minamoto no Yoritomo, líder del clan fue recompensado por el emperador Go-Shirakawa con sus propias tierras en la región de Kanto, donde actualmente se sitúa Tokio. Puso su capital en Kamakura, fundando el primer shogunato (o régimen militar de Japón), algo que anteriormente intentó Taira no Masakado, sin éxito. Aunque Kamakura fuera la capital militar, la capital tradicional y hogar del emperador aun seria Heian (Kioto).

Yoshitsune que era un considerado un héroe y tras cumplir su venganza contra el clan que asesino a su padre, se alió con el emperador Go-Shirakawa, que le invitó a unirse a su corte, donde conoció a una bailarina de la corte llamada Shizuka Gozen. Yoritomo, que veía la alianza de su hermano como un insulto a su poder, decidió cortar los lazos de sangre y acusarle de traición, enviando hombres a la capital para acabar con él.

Yoshitune y Benkei abandonaron Heian en 1185, dejando atrás a Shizuka, que fue capturada por Hōjō Tokimasa (leal a Yoritomo) y dio a luz con 19 años a un niño, el hijo de Yoshitsune. Algunos escritos dicen que ambos fueron asesinados por orden de Yoritomo y otros que ella se suicidó, probablemente abandonando a su hijo en algún templo budista.

Yoshitsune volvió a Hiraizumi, donde vivió hace tiempo bajo la protección de Fujiwara no Hidehira, que volvió a aceptarle. En el lecho de muerte de Hidehira, su hijo Yasuhira le prometió proteger a Yoshitsune. El shogun no tardó en descubrir el paradero de su hermano y comenzó a amenazar a Yasuhira, que culpando a Yoshitsune de perturbar la tranquilidad de su vida, decidió traicionarle.

La última batalla de Yoshitsune

Minamoto no Yoshitsune, por Kikuchi Yosai

La residencia de Yoshitsune y Benkei en Koromogawa fue rodeada por cientos de hombres de Yasuhira. Era una batalla perdida. El gran monje guerrero decidió que su señor no perdería la vida como un perro cualquiera y salió para enfrentarse el solo a todos los enemigos para darle tiempo a su señor a poder hacerse el seppuku y tener un fin honorable.

En el interior de su hogar se preparó para clavarse la espada, oyendo los gritos de los soldados que intentaban tumbar al gigante cuya presencia ya causaba terror a sus enemigos. Los arqueros comenzaron a disparar atravesándole numerosas veces, hasta el punto que Benkei no pudo luchar mas. Pero para sorpresa de los soldados que atacaron a traición, Benkei mantuvo la compostura, hasta que se dieron cuenta que el monje guerrero había muerto de pie.

Aquello fue tiempo suficiente para que Yoshitsune se quitara la vida con honor. Yoshihira le cortó la cabeza y conservada en sake se la envió al shogun Yoritomo. Esta consagrado en el santuario Shirahata, en la ciudad de Fujisaka, aunque no es el único santuario dedicado a este legendario heroe. Una teoría alternativa dice que Yoshitsune pudo huir y que la idea de cometer seppuku fue una estratagema de Benkei para darle tiempo a huir engañando a sus enemigos. El samurái llegó hasta Hokkaido donde adoptó el nombre de Okikurumi o Oinakamui y residió en el pueblo de Biratori, donde tiene dedicado el santuario Yoshitsune.

La leyenda de Yoshitsune

Minamoto no Yoshitsune es uno de los personajes principales del “Heike Monogatari”, una épica del siglo XIII considerado un clásico de la literatura nipona. Es un heroe trágico y romantizado, del cual se han hecho obras de teatro Noh y Kabuki, tanto de su persona como de Benkei, su compañero inseparable. Yoshitsune ha sido homenajeado en otras obras literarias más modernas como “Kurokuza”.

Akira Kurosawa hizo una película basada en las obras Kabuki de Yoshitsune, llamada “Los hombres que caminan sobre la cola del tigre” en 1945, que fue prohibida por las fuerzas de ocupación estadounidenses por ostentar valores japoneses, aunque se autorizó su exhibición en 1952. Su figura también se ha visto en videojuegos tanto de personaje principal como de enemigo, como en Genji, Nioh o Persona 5.

La pelea de Benkei y Yoshitsune, por Tsukioka Yoshitoshi (1881)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s