Literatura medieval de Japón

Este artículo tratará la literatura del Japón medieval (1185 - 1615) comprendiendo los periodos Kamakura, Muromachi y Azuchi-Momoyama. Para información del periodo Heian, consultad: Literatura clásica de Japón.

Japón fue la cuna de la primera novela moderna: Historia de Genji, escrita por Murasaki Shikibu, una cortesana que vivió entre 978 y 1014 (fechas aproximadas). En pleno periodo Heian, surgieron una cultura y estilo propios que se apartaban de la metodología china. La relativa paz que vivió el país acabó cuando llegaron las guerras Genpei en el año 1180.

Las consecuencias de aquella guerra fueron que el poder militar del shogunato se impuso ante al poder del emperador, los samuráis comenzaron a proliferar por todo el país y numerosas guerras junto a hambrunas, epidemias y otros desastres naturales desgastaron mucho a la población. Las artes fueron una vía de escape a ese mundo, desde la poesía y los cantares de gesta hasta el reciente teatro Nō.

Obras maestras del medievo

Don quijote perdiendo la cabeza tras leer tantas novelas. Acuarela de Salvador Tusell sacada de un grabado de Gustave Doré.

De la edad media, se pueden salvar cientos de obras que aún hoy en día son reconocidas y leídas en todas partes. En Europa una de las primeras obras literarias medievales es La Divina Comedia del político y filósofo Dante Alighueri escrita a principios del siglo XIV, junto al Decamerón de Giovanni Boccaccio, recopilación de 100 cuentos distintos.

España fue la cuna del Cantar de Mio Cid, el primer poema épico sobre Rodrigo Díaz de Vivar en la reconquista, escrito cerca del año 1140, pero quién es reconocido en todo el mundo es Miguel de Cervantes por Don Quijote de la Mancha, escrito en pleno siglo de oro. En Portugal destacó la epopeya Los Lusiadas del poeta Luís de Camões.

De la literatura de inglesa medieval, Geoffrey Chaucer fue de los pioneros con su obra incompleta, Cuentos de Canterbury a finales del siglo XIV y Sir Thomas Malory publicaría una recopilación de historias llamada La muerte de Arturo. A inicios de la edad moderna, fue William Shakespeare quien elevó la escritura inglesa por sus numerosas obras literarias y su aportación al teatro durante la era isabelina gracias a múltiples obras maestras como Romeo y Julieta, Macbeth o Hamlet entre muchas otras.

Acercándonos a oriente, tenemos el Romance de los Tres Reinos, escrita en el siglo XIV por Luo Guanzhong y siendo considerada la primera de las cuatro grandes novelas clásicas chinas. Siguieron A la orilla del Agua de Shi Nai’an del mismo siglo, Viaje al Oeste de Wu Cheng’en en el año 1590 y Sueño en el Pabellón Rojo de Cao Xuequin en 1792.

La literatura en Japón

Uno de los géneros más populares del periodo Heian; el diario, siguió trabajándose en la época feudal. Esto incluye tanto los diarios reales de aristócratas como los ficticios escritos en forma de diario. Destacan el Izayoi Nikki (diario de la luna menguante) de 1280 escrito por la monje Abutsu-ni (1222-1283) describiendo un viaje desde Kioto a Kamakura o el Towazugatari (confesiones de la dama Nijō) de 1313 escrito por ella misma sirviendo en la corte del emperador Go-Fukakusa.

Los ensayos también comenzaron a ser comunes en la época, siendo un ejemplo conocido el Hōjōki (Relato desde mi choza) que Kamo no Chōmei (1153-1216) escribió pocos años antes de su muerte. Fue uno de muchos hombres que se excluyó del mundo tan turbulento que le tocó vivir y alejado de las gentes, escribió sobre los incendios, las hambrunas y los terremotos, junto a comentarios de la soledad de su propia vida.

También destacaban los Setsuwa o narraciones breves. Aunque de autor desconocido, puede que el Uji Shūi Monogatari que salió a principios del siglo XIII sea el conjunto de cuentos, fabulas y leyendas más destacable, no solo explicando historias de carácter religioso, sino también otras de corte humorístico o paródico.

La procesión imperial a Ōhara, del Cantar del Heike, pintado en el siglo XVII.

Sin duda el género por excelencia del medievo japonés es el Gunki Monogatari (historias de guerras o cantares de gesta), narrando las batallas vividas en el pasado y destacando las hazañas de los héroes que lucharon en ellas. La dramatización de estos personajes se exportó más tarde a las obras de teatro Noh y Kabuki. Surgieron muchas obras sobre la figura de Yoshitsune que junto a un corpulento monje, lidiaban con las guerras genpei, aunque el final de la historia era trágico (algo común en este género literario).

Sin duda la obra más conocida de este periodo fue el Heike Monogatari (Cantar del Heike) que fue orado por el Biwa Hōshi (monje ciego que tocaba el laúd japones) Akashi no Kakuichi por el año 1371, cuya épica se centra más en la perdida del orgullo de los Taira, antes que en la victoria del clan Minamoto, tratando el triunfo y la victoria como banal y fugaz, como la alegría de dos amantes. Muchos de estos Biwa Hōshi vivían de las limosnas dadas por contar sus relatos y el Heike monogatari surgió de aquí antes de ser transcrito.

La poesía waka y renga

Fujiwara no Teika. Atribuido a Fujiwara no Nobuzane.

La poesía japonesa nació con el género del Waka durante el periodo Heian y sus normas se mantuvieron en el Japón medieval. Su variante más extendida es el tanka (poema corto), compuesto por cinco líneas de 31 silabas en total, repartidas siempre en el mismo patrón: 5-7-5-7-7. Eran compuestos mayoritariamente por la aristocracia o los monjes budistas de alto prestigio.

En su estera de paja
espera mientras el viento otoñal
horada la noche,
esparciendo la luz de la luna sobre su manto
la doncella del río Uji.

Fujiwara no Teika

Fujiwara no Shunzei (1114-1204) es uno de los poetas más conocidos de esa era. Fue ministro casi toda su vida pero comenzó a escribir desde los 13 años y su hijo Fujiwara no Teika (1162-1241) siguió sus pasos, explorando la melancolía y el misterio en sus escritos. Su obra se recopiló en el Shin Kokinshu alrededor del año 1205 mandado por el emperador Go-Toba, que también aporta poemas propios junto a otros artistas como Fujiwara no Yoshitsune, la princesa Shokushi o el monje budista Saigyo entre otros.

Las estrictas normas del waka motivó que naciera un género poético nuevo; el Renga. La estructura es similar pero los poemas renga se escriben por dos o más poetas, componiendo el primer poeta las primeras 3 lineas (5 – 7 – 5) y el siguiente las dos últimas (7 – 7). Este proceso puede continuar con el mismo patrón, superando las 100 líneas.

Para el siglo XIV, este género que consiste en varios tankas encadenados eclipsó al simple waka y Nijō Yoshimoto recopiló varios poemas en el Tsukubashū en 1356, elevándolo a arte literario. Los poetas renga más conocidos son Shinkei (1406-1475) y Sōgi (1421-1502). Poco después, en el periodo Edo, esta forma de escritura evolucionaría a los conocidos poemas Haiku.

La edad de oro del emakimono

Junto a la poesía, la narrativa oral o la literatura, la cultura cortesana se expandió a los emakimonos, rollos ilustrados que mezclaban arte visual y narrativo y cuya longitud dependía de la historia contada. Muchos narraban los orígenes de los templos donde se realizaban, siendo uno de los más famosos el Kitano Tenjin engi emaki (rollo ilustrado del santuario Kitano Tenjin) que habla del destierro y venganza en forma de espíritu de Sugawara no Michizane.

La venganza de Sugawara no Michizane en el emakimono Kitano Tenjin engi emaki. Artista desconocido.

Otros emakimonos contaban historias y épicas como el Mōko Shūrai Ekotoba (Pergaminos ilustrados de las invasiones mongolas) o servían de propaganda para templos y sectas budistas, contando las hazañas de sus líderes, y subrayando su carácter ejemplar. Surgieron hasta parodias de estas actividades de nuevas sectas budistas como el Tengu Zōshi emaki (Rollos ilustrados de historias de los Tengu), donde los monjes eran representados como Tengu (seres mitológicos híbridos de cuervo y ser humano que obstaculizan la iluminación de Buda) que ofrecían su orina como remedio medicinal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s