Ishikawa Goemon, el mayor ladrón ninja de Japón

Desde obras de Kabuki hasta libros, películas, anime y videojuegos, Ishikawa Goemon ha aparecido en multitud de formas de entretenimiento como una de las estrellas de la cultura pop más antiguas de Japón por ser el ladrón más conocido de la era sengoku y por su trágica muerte. occidente encuentra también a este personaje peculiar al ser el “Robin Hood” japones, una persona que robaba a los ricos para dárselo a los pobres.

De Goemon no hay demasiada información de su vida, siendo un héroe legendario aunque hay pruebas irrefutables de que existió, pero su vida sigue una linea similar a la explicada en este articulo. Detallamos un poco su historia, con la que los historiadores están más de acuerdo.

La atropellada juventud de Goemon

Retrato de Goemon

Goemon, nacido en 1558 como hijo de un samurái del clan Miyoshi. Su padre fue asesinado y el niño sería acogido y entrenaría bajo las ordenes de Tanba Momochi, líder del clan Shinobi Iga, demostrando su potencial desde joven. Poco se conoce de su juventud hasta el año 1581, el año donde Oda Nobunaga acabó con el clan ninja y mandó ejecutar a los que huyeron. Hay otra versión que explica que fue obligado a irse de Iga debido a que describieron que tenia un romance con una de las concubinas de su maestro, ademas de robarle una preciada espada.

El shinobi huyó a la provincia de Kii donde se cobijó en el templo Negoroji, habitado por una orden de monjes guerreros rebeldes, expertos en armas de fuego. Allí puedo residir durante cuatro años hasta que el sucesor de Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi incendió el templo para poder unificar el país sin tener que lidiar con los monjes que preferían vivir libres a ser dominados por los caudillos.

Goemon, que se encontraba en el templo, trepó hasta la el tejado del templo (de unos 37 metros de altura) y desde allí saltó al bosque adyacente, usando su entrenamiento de Iga. Esa es una de las hazañas más famosas y reconocidas del personaje. Su nombre desde joven era el de Sanada Kuranoshin, pero tras la huida del templo, cambiaría su nombre y su forma de vida.

La vida opulenta en la capital

En la década de 1580 y cansado de las autoridades que solo le arrebataron todo lo que tenia, y ademas dos veces, planeó vivir fuera de la ley que nunca le protegió. Me mudó a la capital (Kioto) y comenzó a robar por las noches a los hogares de los ricos. Entrenaba a otros criminales como carteristas y contrabandistas y poco a poco se levantó su propia mansión, paseando en palanquín por la ciudad como un poderoso Daimio. Este estilo de vida iba en contra de las enseñanzas ninja, pues usaba sus habilidades en su beneficio.

Lo curioso es que aunque robaba a grandes señores, mercaderes y clerigos, compartía su botín con los campesinos y con los desafortunados. Si hubiera seguido así, habría vivido décadas en la abundancia pero no se sabe porque, decidió vengarse de la persona que le arruino la vida, la misma persona que acababa de unificar todo el país; Toyotomi Hideyoshi.

La venganza de Goemon

Goemon y su hijo Goroichi, pintado en el siglo XIX por Toyokuni Ichiyōsai.

Hideyoshi nació como un granjero pero ascendió a la cima por pura fuerza de voluntad hasta ser el hombre mas poderoso de Japón en ese momento. Goemon no pudo elegir victima más complicada. Entre los motivos que se barajan para esa misión suicida de nombras que asesino a su mujer Otaki y su primer hijo, Gobei. Otros afirman que solo lo hizo porque Hideyoshi era un déspota y un tirano que no defendía la clase de la que él mismo provenía.

Por la noche, el shinobi se infiltró con éxito a su castillo Fushimi y con sus asombrosas habilidades llegó al dormitorio de Hideyoshi. La historia de Japón estuvo a punto de cambiar radicalmente, si no fuera porque en el último momento, Goemon tropezó con una campana en la oscuridad.

Atrapado por los guardias, fue condenado a muerte junto a su familia y aliados, condenados a hervir en calderos de hierros llenos de aceite. La últimas palabras que el ladrón gritó en vida, sujetando a su hijo para protegerle unos pocos segundos más fueron; “Hideyoshi, tu eres el verdadero rey de los ladrones, has robado el maldito país”.

Goemon en la cultura popular

Existen obras de Goemon en el kabuki desde que el mismo arte del kabuki apareció. A veces aparece también en el relato de los 47 ronin. Se representa tanto su juventud como shinobi habilidoso o como un poderoso ladrón.

Se han hecho películas de sus hazañas desde antes de la segunda guerra mundial, donde se le ha presentado a veces como héroe y a veces como villano trágico. También existen dramas televisivos basados en su vida. También ha invadido el mundo de los vidoejuegos como la serie “Ganbare Goemon” de Konami, sagas como “Kessen” y cameos como en “Persona 5”.

“Ishikawa Goemon”, miniserie de TV de 2016 realizada por TV Tokyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s